Acerca del Formulario

¿Hay  una pregunta sobre orientación sexual o identidad de género en el Censo del 2010?

No, por dos razones.  En primer lugar, se necesitan años para abogar con éxito por la inclusión de preguntas en el formulario del censo y estas gestiones deben recibir fondos por legislación del Congreso. Ahora estamos dejando atrás los años hostiles e indiferentes de la administración anterior, cuando estas gestiones de apoyo fueron ignoradas.

En segundo lugar, hay sólo cinco temas básicos en el censo de 2010. Cubren preguntas amplias y generales que proveen información demográfica acerca de los individuos en cada hogar en los Estados Unidos.  Estos se refieren a:

Edad
Sexo
Raza/Origen étnico
Parentesco
Tiempo que lleva viviendo en esa dirección (como propietario o alquilado)

No se le preguntará orientación sexual a ninguna persona en los Estados Unidos, así es que las personas LGBT no pueden incluir en el formulario del censo su orientación sexual o identidad de género. Sin embargo, aquellos de nosotros que estamos viviendo con un cónyuge o pareja podemos indicar esta  relación haciendo una marca en el encasillado de “cónyuge” o “pareja de hecho”. Nuestras familias de hecho serán contadas.

Si soy transgénero, ¿debo marcar el sexo que se me asignó al nacer o mi identidad/expresión de género? ¿Qué pasa si ninguna de estas opciones responde a mi identidad?

El censo pide a cada uno de nosotros decir la verdad según la entendemos. Marque el encasillado en el formulario del censo que mejor refleje su identidad de género actualmente. El censo sólo proporciona opciones de masculino y femenino, por lo que deberá marcar uno de estos encasillados.

¿Cómo contará el Censo a las parejas LGBT y a las parejas de hecho del mismo sexo?

Afortunadamente, en respuesta a la persistente lucha de los demógrafos y los líderes de la comunidad, incluyendo al Instituto Williams de la Escuela de Derecho de UCLA, el Grupo de Trabajo Nacional de Homosexuales y Lesbianas, y la Campaña de Derechos Humanos, la Oficina del Censo de los EE.UU. ha revocado una decisión anterior y anunció oficialmente que divulgará los conteos de los cónyuges, así como de las parejas del mismo sexo no casadas.

El formulario del censo le pide que anote a la persona que posee o alquila la casa como “persona 1″ y luego indique cómo todos en el hogar se relacionan con la “persona 1″. Para ser considerado como una pareja del mismo sexo, uno de los miembros de la pareja debe ser incluido como “persona 1″. Las parejas del mismo sexo que están legalmente casados o se consideran a sí mismos como los cónyuges deben identificar a la otra persona como “esposo o esposa”.  Estos términos le sirven a algunos hogares LGBT, aunque ciertamente no a todos.

Otras parejas del mismo sexo pueden sentirse más cómodas utilizando el término “pareja de hecho”. En general, este término está diseñado para designar a las parejas que tienen una “estrecha relación personal” y no están casados legalmente o no se identifican a sí mismos como cónyuges. Los formularios del censo no proveen una opción para identificar explícitamente a una pareja unida por una unión civil o por un registro público de parejas de hecho.

¿Soy inmigrante indocumentado, debo y puedo participar en el censo estadounidense?

Absolutamente. Todas las personas que residen en los Estados Unidos, sin importar orientación sexual, genero, o estatus migratorio, deben y pueden participar en el conteo del censo. Por ley, la información en su cuestionario del Censo es confidencial y no puede ser revelada por 72 años.  La Oficina del Censo no puede compartir las respuestas del cuestionario con nadie, ni siquiera tribunales, entidades policiales, o cualquier otra agencia gubernamental como el Servicio de Impuestos Internos (IRS) o el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

¿Cómo sé que el gobierno no va a usar esta información para discriminarme a mí o a mi familia?

El censo asegura y debe asegurar la confidencialidad absoluta de estos datos para llevar a cabo su tarea monumental cada 10 años. No hay registro de que ninguna persona LGBT o inmigrantes indocumentada, o sus familias, hayan sido perseguidas en los últimos 20 años por participar en el censo o por responder con la verdad a las preguntas formuladas.